Niños que cumplen condena

Penitenciaría de San Roque del Municipio de Sucre (Bolivia). Las mujeres cumplen allí condena por los delitos cometidos. Los niños y niñas, hijos de esas mujeres, que viven en el Penal pasan, por Ley, sus 6 primeros años de vida en este ambiente. No han cometido ningún delito, pero ya cumplen condena. Su infancia se ve reducida a los muros de una prisión. La cárcel no es un lugar para estos niños y niñas, allí no deben crecer ya que esta situación supone un freno para su desarrollo y un lastre para su educación. Pagan las consecuencias de este encierro teniendo un desarrollo más lento y un proceso de aprendizaje más tardío, con mermas importantes incluso en su capacidad de hablar y su capacidad visual.

El Penal de San Roque, así como el resto de penales del país, no cuenta con una infraestructuraadecuada y no existe una guardería que cubra las necesidades básicas de estos niños ymenos aún personal cualificado que se ocupe de su educación.

Existe también una necesidad imperiosa de contar con talleres de capacitación para la producción en costura, tejido a máquina, telares y cocina, para que estos ingresos económicos que generen las mujeres recluidas permitan dar una adecuada alimentación y educación a sus hijos.