Memoria 2016



Carta de la Presidenta


Queridos amigos, un año más queremos compartir con vosotros la evolución de nuestro proyecto durante el año 2016. Esta Memoria de Actividades muestra sucintamente la resultante del esfuerzo realizado por el equipo de la Fundación Amazonia para hacer posible su misión.

Trabajamos a favor de los derechos del niño mediante la acogida, la formación y la incidencia política, con el esfuerzo de los profesionales y voluntarios dispuestos a hacer lo imposible para mejorar la vida de cada uno de ellos.
La dedicación de los Patronos. Voluntarios y Colaboradores, el compromiso y la generosidad de los Empresarios dando sostenibilidad a nuestro proyecto con sus aportaciones y el desafío continuo por conseguir la excelencia en nuestro trabajo continuado con los niños de extrema pobreza de Sucre (Bolivia), hacen posible el milagro.

Gracias a vosotros hemos podido conseguir los objetivos marcados y con vuestro compromiso y vuestro apoyo el mantenimiento de nuestros hogares carentes de subvenciones públicas.
La resultante del esfuerzo compartido es la auto-sostenibilidad de nuestros proyectos.

Nuestro objetivo prioritario está dirigido a impulsar avances significativos en la forma en que el mundo trata a los niños con el  fin de generar cambios inmediatos y duraderos en sus vidas. Un mundo en el que todos los niños tengan asegurado el desarrollo y la participación.
Nuestra intervención incluye al niño, la familia y el entorno social e implica un trabajo colaborativo con los ámbitos familiar, educativo y social.
Trabajamos con administraciones públicas, instituciones, actores políticos y jurídicos demandando cambios que mejoren la vida de la infancia (aliados corporativos).

Mi agradecimiento a todos los que habéis hecho vuestro nuestro humilde pero grandioso proyecto. Una referencia muy especial a la verdadera artífice del mismo, la Ingeniera Maria Teresa Dalenz, Directora de la Fundación Amazonia en Sucre, por su profundo compromiso, su esfuerzo ininterrumpido, su dedicación y su gran generosidad, sin la cual estos niños estarían sumergidos todavía en el abandono y en la explotación.

Mi reconocimiento más sentido al ROTARY CLUB SUCRE y a su Presidente Dr. Juan Carlos Badani, que con el esfuerzo de todos ha conseguido en este, su Año Rotario, uno de los objetivos de su mandato ”Potenciación del Proyecto de Apadrinamiento de los Niños de extrema pobreza que viven en nuestros hogares” como instrumento para mejorar su vida y la de su entorno familiar. Un precioso Proyecto Rotario.

Gracias a todos
¡!Sigamos disfrutando todos juntos del camino¡!




Juana María Román
Presidenta
 

 
(Descargar el archivo en formato PDF)