Bolivia

Chuquisaca es un departamento de Bolivia ubicado en el sudeste del país. Limita al norte con los departamentos de Potosí, Cochabamba y Santa Cruz; al sur con el Departamento de Tarija; al este con el Departamento de Santa Cruz y la República de Paraguay y al oeste con el departamento de Potosí. El Departamento de Chuquisaca se extiende con una superficie de 51.524 km². Cuenta con una población de 600.728 habitantes (censo 2012), la mayoría
concentrándose en la capital del departamento, Sucre, con sede del Poder Judicial, y capital de Bolivia.

En lo referente a la pobreza y las tendencias a la desigualdad, Bolivia presenta una de las mayores tasas de incidencia de pobreza en América Latina. Entre 2003 y 2004, el 63,1% de la población tenía ingresos familiares por debajo de la línea de pobreza y 39,9 % por debajo de la línea de indigencia. En las áreas urbanas de Bolivia, la mitad de los habitantes son pobres y en las áreas rurales el 78%. Pero no es sólo la extrema pobreza, sino sobre todo una elevada desigualdad en la distribución del ingreso: el 10% más pobre en Bolivia recibe tan solo el 0,2% del total de ingreso, mientras que el 10% más rico se queda con el 47,3%, es decir, 235 veces más, según señala el Plan Nacional de Desarrollo.

Las mujeres en edad fértil, comprendidas entre 15 y 49 años, son casi la mitad de la población, con una tasa global de natalidad de casi cuatro hijos por mujer, encontrándose por encima del promedio latinoamericano. A este nivel juega un papel preponderante el grado de educación: la tasa de fecundidad de mujeres sin instrucción llega a casi 7 hijos por mujer, frente a dos hijos de mujeres de educación media.

En Bolivia existen alrededor de 40 grupos étnicos, la mayoría de los mismos conservan sus tradiciones, cultura e idiomas. Se dividen en 2 principales grupos: El Andino, constituido por Quechuas y Aymaras, asentados en la región Altiplánica y de los Valles. El grupo de las regiones cálidas cuyas etnias tienen características propias está formado mayormente por Guaranís, Guarayos, Mojeños, Chiquitanos, Itonamas, Movimas, etc.

Bolivia es un país que tiene una gran variedad lingüística, con 36 dialectos. Las lenguas quechua y aymara se hablan principalmente en la zona occidental del país. En el oriente destacan el guaraní y el mojeño. Sin embargo, el español es la lengua oficial del país.
Las marcadas diferencias económicas existentes hacen que los niños/as adolescentes y jóvenes tengan que asumir muchas veces el papel de padre o madre de sus hermanos, teniendo que trabajar desde muy jóvenes, abandonando su educación y siendo sometidos muchas veces a explotaciones y malos tratos.

En Bolivia se necesita de mano de obra cualificada en todos los ámbitos, la cual es muy valorada por quienes poseen empresas e industrias. En consecuencia, las personas que se entrenan y preparan, aseguran su espacio en el ámbito laboral, así como una situación económica estable.

(Fuente de la imagen: mapade.org)