Panadería Mallorca

 

…Ellos son los nuevos parias de la tierra, el último eslabón de la miseria, los más indefensos, los que reciben el último empujón, el que ha ido acumulando violencia y brutalidad desde las altas esferas de la sociedad despeñándose de peldaño en peldaño hasta llegar a desplomarse sobre ellos.…

Los recogimos de la calle… algunos con el deterioro físico y emocional que la pobreza infringe a la niñez. Ausentes de las escuelas. El semáforo, para algunos, su amparo y su guillotina. Mientras manda el rojo corre el tiempo sagrado de la recaudación, el amarillo le da el ultimátum para volver al refugio de la acera y el verde lo expone al riesgo de las ruedas… El hambre les enseña a navegar sin brújula en aguas turbulentas.

Los acogimos en nuestros hogares, cuidamos de su salud, los matriculamos en escuelas públicas y los formamos en nuestros talleres. Incorporamos al trabajo nocturno en nuestra Panadería -Taller los que desearon hacer panaderos y muchos consiguieron su sueño incorporándose más tarde al mundo laboral como Maestros Panaderos.

Cada día es una oportunidad y cada día vamos abriendo puertas, cerrando heridas, creando su universo durante el camino…aunque de vez en cuando hay que detenerse para perder la inercia…

A veces, podría recoger todas mis lágrimas en cubos y alimentar los árboles…